DERECHO MERCANTIL

En principio, es importante acotar que el Derecho Mercantil nació en la edad media en el seno de las corporaciones de los comerciantes. Se ha destacado, históricamente, por considerarse el derecho de los comerciantes y el derecho de los actos de comercio.
Se ha definido como una disciplina que regula muchos de los actos más comunes de la vida ordinaria y las grandes operaciones de la economía capitalista (banca, bolsa, seguros, etc.).
El Derecho mercantil o Derecho comercial es el conjunto de normas relativas a los comerciantes en el ejercicio de su profesión, a los actos de comercio legalmente calificados como tales y a las relaciones jurídicas derivadas de la realización de estos; en términos amplios, es la rama del Derecho que regula el ejercicio del comercio.
1
FUENTES DEL DERECHO MERCANTIL
El termino fuente hace referencia directa al origen o modo de producción del derecho, pero por tratarse este tema del Derecho Mercantil se van a estudiar son las fuentes de tal disciplina, que no son distinta a la teoría general de las fuentes del derecho, puesto que no existen formas diferentes de manifestación externa de esta disciplina.
Sin embargo, tradicionalmente, bajo el tema de las fuentes del Derecho Mercantil se analiza:
a) el contenido de las normas mercantiles;
b) el sentido de la palabra costumbre; y
c) la jerarquía que corresponde a ésta en proceso de aplicación del derecho.2

1. http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_mercantil#Historia
2. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p. 115-116

Según lo expuesto anteriormente, para estudiar las fuentes del Derecho Mercantil Venezolano, indiscutiblemente hay que analizar los artículos 8 y 9 del Código de Comercio Venezolano, ya que en ellos se trata de resolver dos asuntos distintos, como lo son: el de la jerarquía de los fuentes y la noción de la costumbre mercantil.

El artículo 8 esta redactado de una manera muy poco clara, por lo cual ha sido interpretado en un sentido distinto. Dispone que en los casos que no estén especialmente resueltos por el Código se apliquen las disposiciones del Código Civil.

A partir de esta imprecisión del Código de Comercio, se puede detallar un problema principal, el cual consiste en saber si debe recurrirse directamente al Código Civil o con anterioridad a las costumbres mercantiles cuando el Código de Comercio no resuelve expresamente el caso.
En Italia el Código de 1882 estableció expresamente que deben recurrirse en primer término a las costumbres mercantiles4; pero es importante acotar que el Código venezolano no establece nada al respecto, y ante ello, muchos autores sostienen que se debe recurrir directamente al Código Civil y luego a las Costumbres Mercantiles cuando del Código Civil no pueda extraerse la regla aplicable.

Goldschmidt opina que el derecho mercantil venezolano debe llegar a la misma conclusión que el derecho italiano, en cuanto a las fuentes, debido a que el Derecho Mercantil nació como derecho consuetudinario y aún hoy, en particular en materia de comercio internacional, las costumbres son la fuente principal para el desarrollo del Derecho Mercantil.


3. Goldschmidt, Roberto. Curso de Derecho Mercantil. Caracas-Venezuela: UCAB, 2001. p. 69.
4. Goldschmidt, Roberto. Curso de Derecho Mercantil. Caracas-Venezuela: UCAB, 2001. p. 70

Por otra parte, partiendo de la tesis de la especialidad de dicho derecho, resulta absurdo aplicar en primer lugar, una fuente del Derecho Mercantil que es el Código de Comercio, en segundo lugar, el Código Civil que no es una fuente de derecho especial, y en tercer lugar, una fuente del Derecho Mercantil especial, que son las costumbres mercantiles. Incluso una interpretación literal de los textos admite llegar al resultado de la prevalencia de las costumbres mercantiles.5
En síntesis, cuando un caso no está especialmente resuelto por el Código de Comercio, se deben aplicar las costumbres mercantiles, y entre ellas, se destaca en primer lugar, las costumbres especiales, que como establecía claramente el Código Italiano, prevalecen ante las costumbres generales. Pero aun cuando no existiese una costumbre, no hay que recurrir directamente al Código Civil, sino que se tiene que examinar inicialmente, si existen algunas disposiciones del Código de Comercio y de las demás leyes mercantiles que puede ser aplicada por analogía. Ante esto, cabe señalar que el Derecho Mercantil es un derecho especial de manera tal, que nada imposibilita aplicar sus disposiciones por vía analógica.

• La Ley Mercantil:

Se entiende por “Ley” toda norma jurídica de carácter general dictada y publicada por un órgano del Estado que tenga competencia para decretarla de acuerdo a la Constitución.
La Ley Mercantil, es el conjunto de principios normativos, mediante el cual se regula la materia comercial. Está representada por:

a. El Código de Comercio: Es la ley comercial por excelencia. Representa a la Ley por:
* Las diversas relaciones que disciplina.

5. Goldschmidt, Roberto. Curso de Derecho Mercantil. Caracas-Venezuela: UCAB, 2001. p. 70
* Los instrumentos de que está dotado.
* Ofrecer los criterios suficientes para determinar la naturaleza comercial de otras leyes.

b. Leyes Especiales: Representa a la Ley porque:
* Son complementarias del Código de Comercio.
* Las disposiciones de igual naturaleza, se encuentran insertas en las normativas civiles, ya sea el Código Civil o cualquier otra ley especial, como:
- Naturaleza Comercial: Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras.
- Ley de Propiedad Industrial.
- Ley de Mercado de Capital.
- Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros.

1. Carácter Mercantil de la Ley:

El establecimiento de la naturaleza mercantil de una ley o de una norma puede resultar un proceso complejo, ya que la simple afirmación de que las leyes mercantiles son aquellas que regulan la materia mercantil es una tautología (repetición).6
2. Criterios de Delimitación de la Materia Mercantil:
Es importante acotar que la materia mercantil, en nuestro ordenamiento jurídico, debe ser definida con auxilio de los criterios de delimitación suministrados por el Código de Comercio, relativos al comerciante (artículos 1 y 10) y a los actos de comercio (artículos 2, 3, 4, 5, 6, 7, 109, 1090 y 1092).

6.Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p. 116

3. Tipos de Leyes Mercantiles:

Las leyes mercantiles pueden identificarse como leyes que regulan exclusivamente la materia mercantil y leyes que regulan principal y directamente, aunque no exclusivamente materias mercantiles.

• Leyes que regulan exclusivamente la materia mercantil: pertenecerían las leyes que contemplan relaciones que “no pueden ser más que mercantiles”, este tipo de leyes que rigen únicamente asuntos comerciales no pueden ampliar su aplicación a relaciones civiles, ni aún por analogía, como las leyes que disciplinan el ejercicio de ciertos actos de comercio:

o Las operaciones de banco y las de cambio (Ley General de Banco y otras Instituciones financieras).
o Las operaciones de bolsas (Ley de Mercado de Capitales).
o Los Seguros (Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros).

Este tipo de leyes que rigen unicamente asuntos comerciales no pueden ampliar su aplicación o relaciones civiles, ni aun por analgía. Debe tenerse presente que la palabra ley debe utilizarse como equivalente de norma: una ley sera considerada exclusivamente mercantil, en el sentido expuesto, si una o varias de sus disposiciones se refieren a una institución mercantil (letra de cambio, asuntos maritimos, etc.). Sin equivalente en el campo civil o si estatuye una regla especial para la forma mercantil de la institución. En este ultimo supuesto estarian leyes como las siguientes:
a. La Ley de Almacenes Generales de Depósito;
b. La Ley de Ventas con Reserva de Dominio.7

7.Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.117

• Leyes que rigen principal y directa, aunque no exclusivamente materias mercantiles: pertenecerían las reglas que sean especiales aplicaciones de principios más generales y que en materia civil tienen otras aplicaciones particulares. Al ser reputadas reglas comunes a lo civil y a lo mercantil, permitirían una aplicación analógica del campo comercial al civil. Entre esta clasificación se destaca:
Ley de Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas.
o Ley de Registro Público y del Notariado.

En general, el carácter mercantil de la ley posiblemente deriva del contenido y no solamente del nombre; así como de la naturaleza de las relaciones reguladas, cuya identificación mercantil será obtenida con el auxilio de los criterios de delimitación, que proporciona la principal ley mercantil: el Código de Comercio.8

Tradicionalmente se consideró que la gran mayoria de las normas de las leyes mercantiles tenían carácter supletorio, por su condición de disposiciones dirigidas a regular relaciones entre particulares. Esta consideración es cada vez menos cierta, ya que la necesidad de proteger al consumidor y al público, en general, ha aumentado el enfasis de la intervención del Estado y el número de normas imperativas de las leyes mercantiles es cada día mayor, es decir, que la posibilidad de su derogatoria por convenios privados se ha reducido.
Además, es importante destacar que la ley mercantil es susceptible de extensión analógica, a menos que tenga un evidente carácter excepcional, lo cual no debe ser confundido con el carácter especial que se atribuye al ordenamiento mercantil.9

8. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.118
9. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.118

• La Costumbre Mercantil:

Se llama “costumbre” a aquella norma creada o impuesta directamente por la colectividad de un modo espontáneo a través del uso social sin las formalidades que son requisitos de las normas escritas.

La Costumbre Mercantil, es la segunda fuente del Derecho Mercantil, y su importancia está dada por el origen del mismo. Sirve para interpretar la voluntad de la costumbre o para suplir el silencio de la ley.

Es importante acotar que la costumbre en general es obligatoria, ya que una vez que cumple su proceso de formación que la lleva a observancia efectiva, no por mandato de una norma legal. Sin embargo, la doctrina Venezolana, ha venido considerando que la costumbre es también fuente de Derecho Mercantil, por expreso mandato del artículo 9 del Código de Comercio, el cual señala:10
“Las costumbres mercantiles suplen el silencio de la ley, cuando los hechos que la constituyeron son uniformes, públicos, generalmente ejecutados en la República o en una determinada localidad y reiterados por un largo espacio de tiempo que apreciarán prudencialmente los Jueces de Comercio”11
En la doctrina, se
suele distinguir, prevalecientemente, aunque no unánimemente, entre usos o costumbres, términos que en Venezuela se emplean indistintamente. Y esto arroja como resultado que la doctrina mercantil distinga tres categorías de usos o costumbres: usos interpretativos, usos que integran una norma legislativa y la verdadera y propia costumbre mercantil.

1. Categorías de Usos o Costumbres:
a. Usos Interpretativos: son aquellos cuya eficacia deriva del hecho de constituir indicio de una cierta voluntad. Esta voluntad puede ser individual (si dos comerciantes han regulado sus relaciones de un modo determinado, parece licito presumir que quieren regularlas del mismo modo en el futuro), o puede ser colectiva (cuando en un grupo las personas realizan los actos jurídicos de un modo idéntico, parece permisible deducir que esa conducta responde a una voluntad general).

b. Usos que Integran una Norma Legislativa: son llamados así porque su fuerza vinculatoria reside en que son invocados por la ley. Estos usos fundamentan su obligatoriedad en normas distintas al artículo 9 del Código de Comercio. Por ejemplo: Artículos 69 y 167 del Código de Comercio.

c. Verdadera y Propia Costumbre Mercantil: reviste el carácter de norma de derecho, por lo cual se llama también costumbre “normativa”. Cabe señalar que a la costumbre normativa se le atribuyen las mismas carcteristicas que a la costumbre en general: 1. Esta constituída por un elemento objetivo (la práctica reiterada); y, 2. Por un elemento subjetivo (conciencia de las personas de que es una práctica obligatoria).12

De acuerdo a la doctrina tradicional, para que exista costumbre se requiere precisar la existenciaa de ambos elementos (subjetivo y objetivo). Pero en el presente caso, el elemento subjetivo es irrelevante, pues la propia ley incorpora a la costumbre mercantil en el sistema jurídico en el artículo 9 del Código de Comercio.

2. Diferencias entre costumbre normativa y los usos interpretativos:


12. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.128

1. En los usos se halla el elemento objetivo, más no el elemento subjetivo.
2.La costumbre normativa no puede derogar la ley, ni siquiera una ley de naturaleza dispositiva, pues su función consiste en ser aplicada a los casos de silencio de la ley. Los usos interpretativos si pueden derogar una ley dispositiva, ya que la ley dispositiva rige en ausencia de una voluntad opuesta de las partes; y tal voluntad opuesta puede surgir de un uso interpretativo.
3.El juez debe conocer la costumbre (es ley). La ley se supone conocida. Por el contrario, los usos son hechos y los hechos deben ser probados por las partes.13
Es importante recalcar, que el concepto de costumbre normativa, equivale al mismo concepto de costumbre general, debido a que su estructura es la misma: prática reiterada y conciencia de su obligatoriedad. Pero ante esto, cabe señalar que el Código de Comercio, no podia haberse referido a la costumbre en general, sino a los usos o prácticas de los mercaderes y a la regla de derecho emanada de esa conducta.
En conclusión, las costumbres mercantiles, a que se refiere el artículo 9 del Código de Comercio, rigen como normas, a saber, independientemente de la voluntad y del conocimiento de los sujetos y, en particular, de las partes de un contrato determinado.

• Código Civil de Venezuela:

Con respecto al Código Civil, se ha planteado el problema conceptual de si el mismo se le puede considerar como fuente de Derecho Mercantil, con fundamento en el contenido del artículo 8 del Código de Comercio, el cual señala:

13. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.128-129
“Artículo 8: en los casos que no estén especialmente resueltos por este Código, se aplicarán las disposiciones del Código Civil”
A este problema se ha respondido diciendo que la remisión hecha por el artículo 8 del Código de Comercio, ordenando la aplicación del Código Civil en los casos no especialmente resueltos por aquél, no constituye al Código Civil en fuente de Derecho Mercantil, sino que esta es una situación derivada de los fenómenos de conexión o remisión, frecuentes en el derecho. El Derecho Civil, sería desde el punto de vista, un ordenamiento de aplicabilidad supletoria y no fuente del Derecho Mercantil. Sin embargo, desde el punto de vista estrictamente formal, toda ley vigente es fuente de derecho.

JERARQUIA DE LAS FUENTES DEL DERECHO MERCANTIL.

La jerarquía de las reglas de Derecho Mercantil plantea dos tipos de problemas, uno que es propio de cada una de las fuentes y otro que es común y se refiere al orden en que deben aplicarse. Este último se plantea frecuentemente junto con el de la costumbre, el cual ha dado lugar a dos posiciones contrapuestas de la Doctrina Nacional.14
• Posición Tradicional: desde este enfoque lo que se busca es realizar una interpretación aclarativa y gramatical de las dos disposiciones, expuestas en los artículos 8 y 9 del Código de Comercio, mediante la cual:
a). La ubicación del artículo 8, que ordena la aplicación del Código Civil, lo cual indica que debe acudirse a éste antes que la costumbre, mencionada en el artículo 9 del Código de Comercio.

14. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p. 131.

b). El carácter general del Código Civil, por oposición a la naturaleza especial del Código de Comercio, hace inútil el artículo 8°, pues “de no disponer o regular el caso la ley especial, es lógico pensar que lo regiría la ley común”.
c). Cuando el legislador desea que se aplique en primer término la costumbre, la ordena expresamente (casos de los artículos 69 y 167 del Código de Comercio).
Artículo 69.- El corredor encargado de una operación no está por esto autorizado para recibir o hacer pagos, ni para cumplir o exigir el cumplimiento de cualesquiera otras obligaciones de los contratantes, salvo los usos contrarios, locales o especiales de comercio.
Artículo 167.- El plazo para la entrega de los objetos transportados, si no ha sido establecido por convenciones de las partes o por reglamentos, se determina por la costumbre mercantil.
d). Si bien el legislador venezolano se inspiró en el Código de Comercio italiano, el cual establece la secuencia ley mercantil – costumbre- Código Civil, se apartó deliberadamente de esa solución.15

Conforme a lo señalado, las fuentes del Derecho Mercantil quedarían ordenadas de la siguiente manera:

15. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p.131-132
• Posición Dr. Roberto Goldschmidt: Goldschmidt establece una solución similar a la consagrada en el artículo 1 del antiguo Código de Comercio Italiano de 1882, según la cual la costumbre se aplica antes del Código Civil. Los fundamentos que él empleo para llegar a esta posición fueron:
a). La solución tradicional choca con la historia del Derecho Mercantil. El Derecho Mercantil tuvo origen consuetudinario y aún hoy – especialmente en el comercio internacional- la costumbre es fuente para el desarrollo del comercio.
b). La tesis expuesta contraría el carácter especial del Derecho Mercantil. Es absurdo aplicar primero una fuente de Derecho Mercantil, luego el Código Civil y regresar de nuevo al Derecho Mercantil. Lo lógico es agotar la materia especial.
c). Cuando el artículo 9° dice: “La costumbre suple el silencio de ley” se refiere a la ley mercantil (es decir, no al Código Civil).
d). Cuando el artículo 8° habla de la aplicación del Código Civil a los casos no especialmente resueltos por el Código de Comercio, no incluye los casos resueltos por la costumbre mercantil, a las cuales el mismo hace referencia e incorpora.16
La jerarquía de las fuentes según Goldschmidt, quedaría organizada de la siguiente manera:

16. Morles Hernandez, Alfredo. Curso de Mercantil. Caracas- Venezuela: UCAB, 2006. p. 132.

• Posición de Mármol Marquís: este autor diseña un enfoque totalmente diferente de esta situación, y señala que el Código Civil precede a la Costumbre Mercantil en el orden de aplicación de las fuentes, pero que los usos lo anteceden. Para este autor la organización de las fuentes es la siguiente:
a). La norma mercantil estatuida que tenga carácter de orden público, sin importan el texto donde esté ubicada;
b). El contrato y los usos, sin confundir éstos con las costumbres jurídicas mercantiles;
c). Las normas mercantiles de contenido supletorio que no quedaron derogadas por la expresa voluntad contractual;
d). El Código Civil;
e). La costumbre jurídica mercantil, entendiendo por tal “las soluciones que han nacido en la práctica para regular situaciones concretas en donde faltan soluciones legales”.
Para Mármol los problemas de jerarquía entre el Código Civil y la costumbre normativa son inexistentes, ya que él señala: “…si la costumbre llena una necesidad de regulación, ello sólo puede acontecer en un lugar donde no hay regulación; en ningún caso se planteará la disyuntiva de escoger entre una solución consuetudinaria y el Código Civil, porque la existencia de pronunciamientos en este último, per se, evitará siempre el nacimiento de la primera. La mejor demostración de este hecho podría ser la circunstancia de que, al discutirse entre uno u otro orden de prelación, resulta imposible aportar ejemplos concretos de costumbres jurídicas que deban privar, o por el contrario, que deban ser relegadas, respecto de normas del texto civil”.17
Esta posición en nuestro ordenamiento es irrelevante, ya que, el termino costumbre y usos son sinónimos, lo que significo que no pueden tratarse como dos supuestos distintos.

• Posición de los Tratados Internacionales:

Los usos comerciales internacionales constituyen las típicas fuentes de expresión de este Derecho de producción autónoma, cuya desconexión respecto de los sistemas jurídicos nacionales se completa a través de la institución del arbitraje comercial internacional.
Opera en la práctica, de forma en lo general mucho más efectiva, un Derecho uniforme vivo, un Derecho de producción autónoma que nace y se desenvuelve en los propios medios profesionales del tráfico mercantil internacional, cuya uniformidad no es sino el reflejo de la solidaridad de intereses que une a la sociedad internacional de comerciantes.
Entre algunos organismos de carácter internacional, que cumplen funciones comerciales, están:
• INCOTERMS: Cámara de Comercio Internacional en materia de venta internacional. En inglés Incoterms o International Commercial TERMS son una serie de términos internacionales de comercio usados en todo el mundo. También se pueden definir como normas sobre las condiciones de entrega de las mercancías. Se usan para dividir los costos de las transacciones y las responsabilidades entre el comprador y el vendedor, y reflejan prácticas modernas de transporte. Son muy similares a la Convención sobre Contratos para la venta internacional de Mercancías de las Naciones Unidas (en inglés U.N. Convention on Contracts for the International Sale of Goods).18
• Los contratos-tipo y Las codificaciones generales elaboradas por las asociaciones mercantiles profesionales, como los de la London Corn Association.
• La Comisión Económica de las Naciones Unidas.
Es menester, hacer mención a que los tratados internacionales sobre materia mercantil, son de aplicación inmediata, lo que significa, que cuando se está interactuando comercialmente, a nivel internacional, se deben respetar todas las reglas o normativas ya establecidas, así como la costumbre mercantil internacional que se haya derivado de prácticas reiteradas de los comerciantes.

Método en el derecho mercantil
. Características del Derecho Mercantil:

a) Es un derecho de tipo individualista cada vez más influido por el interés:
El Estado no puede permitir que el comercio se oriente, exclusivamente, por los propósitos de lucro individual, por lo cual debe procurar un justo equilibrio entre las legítimas actividades que desarrollan los comerciantes y la protección que se debe a la comunidad. La búsqueda de esa armonía debe fundarse en una adecuada interpretación del texto constitucional, el cual consagra la libertad de empresa y la función social de la actividad económica. Así orientada, la acción del Estado permitirá sostener y estimular la actividad de los particulares la cual es un valioso factor para el abastecimiento del mercado.

b) Es el derecho del sistema capitalista y al mismo tiempo el derecho del trabajo de una clase Social:
Por una parte, las instituciones mercantiles (bancos, sociedades, bolsas) han sido aprovechadas al máximo por los empresarios, habiendo llegado en la época del triunfo de las teorías liberales e individualistas a producir concentraciones de riquezas, abuso de poder y daños a las clases sociales más débiles. Sin embargo, una sostenida política de protección de la comunidad ha llevado al estado, arbitrar recursos contra el ejercicio abusivo de la libertad económica. Y por otro lado hay que señalar que el Derecho Mercantil surge en la lucha contra el Feudalismo, con el fin de elevar y propagar la vida de la persona, su libertad y su trabajo; por ende, hoy en día debería tener el mismo rango de dignidad.

c) Es un derecho utilitario:
El comercio es útil desde el punto de vista particular (obtención de beneficio) y general (productores y consumidores). Al regular esas relaciones, buscando el equilibrio entre ellas, el Derecho Mercantil favorece el logro de una doble utilidad.

d) Es dúctil (flexible) y equitativo (imparcial):
El Derecho Mercantil es flexible. Así lo demuestra la Aplicación de los usos y de la Analogía. Está cualidad le permite su adaptación a las diferentes situaciones económicas. Además, son tradicionales las características aplicaciones de la equidad y de la buena fe en este derecho. Todo el régimen general de las obligaciones está impregnado del principio de”verdad sabida y buena fe guardada”.

e) Es un derecho positivo es, frecuentemente particularista:
Se ha dicho que el casuismo es consustancial al derecho Mercantil y a la vez Langle subraya la necesidad de proveer a esta” debilidad científica, mediante una labor de síntesis que permita la construcción de normas que contengan principios más amplios y comprensivos. Aunado a esto la doctrina alemana señala dos cosas: “el derecho comercial se basa en la convicción de que frente a las particulares necesidades del tráfico Jurídico de los comerciantes, el derecho privado debe reaccionar por vía de reglas especiales”. Y que además las normas Jurídico-Mercantiles se caracterizan por la internacionalidad, la simplicidad, la celeridad, la publicidad y la protección del la confianza.


El método en el derecho mercantil


El origen histórico, la evolución, la naturaleza de las instituciones reguladas y la forma en que se expresa legislativamente, hacen del derecho mercantil una disciplina en la cual los métodos aplicados a la investigación jurídica, a los efectos de la aplicación e integración del derecho, tienen sus propias peculiaridades.
Fue precisamente en el seno del Derecho Mercantil que surgió una polémica el siglo pasad, acerca del método que debería utilizarse para la investigación jurídica. Enrique thol sostenía la bondad del método sistemático, basado e la construcción doctrinal sobre la legislación mercantil. Contra esta posición, Levin Goldschidt abogaba por la necesidad de incorporar el análisis de los elementos históricos y económicos, con la finalidad de desentrañar el sentido de las instituciones y de las normas. El método aplicado por goldschmidt se llamo en genético. Posteriormente, taller propugno la idea de combinar una variedad de métodos para obtener mejores resultados, aconsejando que la investigación se desarrollara a través de la utilización de tres sistemas resumiendo sus ventajas de la siguiente manera:

1-el método de observación permitirá, antes de acudir a la norma legal, examinar la institución tal cual como se presente en la vida real.
2- el método de construcciones jurídicas, como puente entre la observación y el escolástico, aportara el esfuerzo de síntesis que cada institución exige para ser comprendida, a fin de situarla en un conjunto y situarla dentro de categorías conocidas o crear para ella una categoría nueva.
3- el método escolástico permitirá el examen de la ley, su significación, su encadenamiento, los trabajos preparatorios que la aclaran y las resoluciones q la aplican.
Alfredo Rocco, más recientemente, he reiterado y ampliado el sistema propuesto por Taller. Para Rocco, cuatro clases de investigación implica el estudio científico de Derecho Mercantil:

1-el estudio técnico y económico de las relaciones sociales que rigen el Derecho Mercantil;
2-el estudio histórico comparativo del desenvolvimiento de los varis aspectos de las instituciones de Derecho Mercantil en el tiempo y espacio;
3-el estudio exegético de las normas de Derecho Mercantil positivo; y
4-el estudio sistemático de los Principios del Derecho Mercantil, de su coordinación con los preceptos y principios del Derecho Civil y con los del Derecho positivo.
Desarrolla su tesis de la siguiente manera:

1. el Derecho mercantil es una ciencia de observación, mas que ninguna otra disciplina jurídica. Su estudio debe estar precedido de una investigación sobe la realidad de los fenómenos económicos.
2. La investigación histórica, el estudio del derecho comparado y la investigación histórica comparada forman un conjunto de las nacional ha tenido indagaciones que proporcionan una gran utilidad para la interpretación del derecho Mercantil interno;
3. La investigación exegética tiene como objeto señalar el verdadero alcance de cada precepto legal individual, bien mediante el análisis gramatical y el análisis lógico. La ley considerada en sus disposiciones singulares es el objeto de este método sin tener en cuenta lo implícitamente contenido en el sistema.
4. A investigación sistemática es el procedimiento mediante el cual se trata de llenar las lagunas en la ley, induciendo, mediante la ampliación analógica de la norma escrita, otras mas generales no escritas, estableciendo asi principios y reglas generales para una rama del Derecho o para todo el campo jurídico.


La interpretación del derecho mercantil:

La gran mayoría de la doctrina nacional y extrajera y la propia jurisprudencia nacional han tenido ocasión de pronunciarse acerca de la cuestión de si el Derecho Mercantil es un derecho especial o derecho excepcional. El interés practico de l distinción algunos afirman que no puede hacerse radica n lo siguiente:
1-el derecho excepcional es de interpretación restrictiva, no susceptible de investigación analógica;
2-si el Derecho Mercantil es excepcional, cuando no exista norma especifica debe directamente recurrirse directamente al Código Civil.


La jurisprudencia venezolana ha reconocido al Derecho Mercantil condición de Derecho Especial.
Ripert ha puesto de relieve que el Derecho mercantil no conoció en el siglo XIX la interpretación exegética en el mismo grado que el derecho civil, debido a varios factores: imperfección del Código de Comercio que dificultaba limitarse a los textos y poca utilidad de los trabajos preparatorios, habiendo tenido que ocuparse los comercialistas e la practica comercial con el auxilio no sólo del código sino de la legislación posterior , mucho más abundante que la legislación civil. La codificación del derecho Mercantil tuvo como resultado colocar a esta disciplina bajo el dominio del Derecho Civil, previamente recogido en el Código Civil creando una situación extraña a la formación histórica del derecho , ya que este nada debía ni al Derecho Romano ni al Derecho canónico. La codificación de ambas materias creo una relación intensa entre los os ordenamientos y dio lugar a influencias reciprocas, aunque se considera ha prevalecido la influencia del derecho mercantil sobre el civil, hasta el punto de afirmar que el derecho civil se ha comercializado.

Técnica del Derecho Mercantil.

Georges Ripert se refiere a la técnica del derecho comercial bajo un epígrafe que el denomina “espíritu del derecho mercantil” efectuando un análisis penetrante e ilustrativo de varias situaciones de nuestra disciplina:
1. La menor importancia que tiene la consideración de la persona –capital en la contratación civil– en el ámbito del derecho mercantil. Las cuestiones de capacidad, vicios del consentimiento y protección de la voluntad pasan a ser de segundo orden. Ejemplo: la incapacidad de un suscriptor de una letra de cambio no invalida las obligaciones de los restantes signatarios del titulo;

2. La mayor relevancia de la voluntad declarada frente a la voluntad interna. En la contratación civil se indaga lo que han querido los contratantes, pero en el campo del comercio la gente llega a acuerdos sin conocerse, hablando a veces en distintas lenguas, utilizando textos impresos, por lo cual tiene que prevalecer la voluntad declarada.
En correspondencias con este fenómeno, en el derecho mercantil prevalece generalmente, la apariencia sobre la realidad, es decir, se sacrifica algún derecho particular en beneficio de las necesidades del crédito;

3. La buena fe tiene un sentido distinto en lo mercantil y se utiliza menos que en el campo civil. En efecto, la noción de buena fe es un elemento moderador del rigor de los contratos civiles, pero en el ámbito mercantil buena fe significa con frecuencia regularidad objetiva de una situación. Ejemplo: portador de buena fe de un titulo es quien lo detenta de manera regular, con prescindencia de los vicios de adquisición;

4. El derecho mercantil es hoy más formalista que el derecho civil. En sus inicios era menos formalista que el derecho civil, más sensible a la buena fe de los contratantes, impregnado de un amplio espíritu de equidad.

La doctrina insiste en esas características adicionales, pero hoy la situación es distinta, ya que a pesar del principio de la libertad de las pruebas, el derecho mercantil es actualmente mas formalistas que el derecho civil y utilizan para casi todos los negocios jurídicos formulas impresas que facilitan la conclusión de los actos: boletos de transporte, depósitos en bancos, cheques, letras de cambio, pagares, certificado de deposito, bonos de prenda, acciones, obligaciones, etc.;

5. Los negocios jurídicos mercantiles son, frecuentemente, complejos y ponen en contacto tantas personas que el contrato se hace insuficiente como mecanismo por lo cual se recurre a instrumentos mas apropiados. Ejemplo:

La letra de cambio, la cual circula y se llena de firmas sin que el librador conozca la situación; el titulo de bolsa se negocia y cambia de mano, sin que la sociedad sepa cual es el accionista o el obligacionista. El derecho mercantil muestra situaciones que ofrecen peligro, ya que no permiten tomar en cuenta situaciones individuales, pero el sistema no funcionaria si tuviera que recurrirse al sistema contractual ofrecido por el derecho civil;

6. La aparición y consolidación de la noción de orden publico, en el derecho mercantil.

El orden público es una noción extraña a la tradición mercantil y estuvo vinculada al orden de la ciudad, de la familia o del edo. Pero cuando este asume la tarea de vigilar la producción y circulación de los bienes, nuevas consideraciones han ampliado la esfera de acción del orden público. Esta esfera de acción es actualmente mucho mayor en el derecho mercantil que en el derecho civil, porque las leyes imperativas se consagran sobre todo a la reglamentación de los intereses económicos.

Toda la reglamentación de la sociedad mercantil, los contratos bancarios, los bursátiles, el seguro, el transporte, la producción y la venta de bienes están impregnados de reglamentaciones obligatorias, cuya inflación puede dar origen a la comisión de delitos.

VI. Tendencias actuales del Derecho Mercantil.

La doctrina mas reciente, al examinar este proceso, señala que al resaltar el carácter histórico del derecho mercantil, se requiere llamar la atención sobre su variabilidad, condicionada por su adaptación a las circunstancias económicas (Sánchez Calero). Esta variabilidad puede examinarse desde los dos diferentes puntos de vista: el del sistema y el de las estructuras económicas (Sánchez Calero):

1. El derecho mercantil de una nación se ve afectado de modo importante por el régimen económico concreto existente (régimen de economía de mercado o de economía centralizada);

2. Las modalidades de las estructuras económicas determinan, en cierta manera las modalidades de las instituciones jurídicas.
Partiendo de estas constataciones, en la evolución del derecho mercantil se pueden observar ciertas tendencias (Sánchez Calero):
1. Un renacimiento de la tendencia unificadora del derecho mercantil, a nivel universal (Naciones Unidas) y a nivel regional (mercado común europeo, integración latinoamericana);

2. La penetración del estado en el ejercicio de determinadas actividades económicas (banca, seguros, etc.) con la consiguiente interferencia de normas administrativas en el estatuto de ciertos empresarios;

3. La creciente importancia del interés de los usuarios y consumidores, cuya protección asume el estado con frecuencia cada vez mayor.
VII Relaciones del Derecho Mercantil con otras Disciplinas

El derecho Mercantil tiene una relación próxima con algunas disciplinas jurídicas y con otras ramas del conocimiento. Entre ellas están:

 El Derecho Civil: las regulaciones civiles y mercantiles se superponen o se añaden con frecuencia, especialmente materia contractual. Generalmente, la disciplina del Código de Comercio tiene que ser completada con las normas pertinentes del Código Civil. Así ocurre en Materia de sociedades, venta, mandato, depósito, fianza etc.;
 El Derecho penal: La disciplina penal de la actividad mercantil existe en el propio Código de Comercio, en leyes especiales, en el Código Penal y tiende a ampliarse cada vez más, en función de la aplicación de la doctrina de orden público para el ejercicio de las actividades económicas.
 El Derecho Procesal: El propio Código de comercio regula algunos procesos especiales y remite al Código de Procedimiento Civil en varias oportunidades (colocar ejemplo). Los juicios mercantiles siguen el procedimiento, con algunas peculiaridades. La Relación entre Derecho Mercantil y Derecho procesal es intensa.
 El Derecho Administrativo: muchas instituciones mercantiles están reguladas por leyes administrativas (Bancos, Bolsa, Almacenes, Generales de Deposito, Empresas de seguro), que, al mismo tiempo, tienen carácter mercantil. Esas Leyes regulan aspectos relacionados con la constitución, funcionamiento y extinción de las empresas que ejercen la función respectiva, los cuales quedan colocados bajo la vigilancia y el control del estado. Otras veces, las leyes administrativas reglamentaran o crean medios necesarios para el ejercicio del comercio (pesas, moneda entre otras); exigen calificaciones técnicas para el ejercicio de ciertas profesiones (corredores de bolsas, agentes de seguro); o reserva del estado un sector de la actividad comercial(los hidrocarburos).
 El Derecho Internacional: En el ámbito del Derecho Mercantil ha existido siempre una tendencia hacia la uniformidad internacional, la cual se concreta en codificaciones que aspiran a regir materias enteras del Derecho mercantil, como la Navegación, la Letra de Cambio etc.
 Otras ramas del conocimiento: entre las disciplinas no jurídicas con las cuáles el Derecho mercantil tiene relación se destaca: La Economía Política ya que la investigación sobre los fenómenos económicos en general es básica para el estudio de las instituciones mercantiles. Al igual que son disciplinas auxiliares importantes para el Derecho Mercantil, la contabilidad, la técnica bancaria, la ciencia actuarial y la matemática bancaria.

Comments

2 responses to "DERECHO MERCANTIL 1. CONCEPTOS BASICOS"

  1. Roo On 5 de febrero de 2013, 16:16

    Donde se ubica el derecho mercantil?

     
  2. Seguros B06 UNESR 2.011 On 19 de febrero de 2013, 12:08

    excelente informacion muy completa. Gracias!